Papers, Please – PC

papers_pleaseTodos los juegos que he completado últimamente han sido bastante largos y han requerido muchas horas, así que me apetecía un cambio de aires: un indie cortito. Especialmente teniendo en cuenta que dentro de poco el tiempo libre que voy a tener se va a reducir a practicamente cero. Tras echarle un vistazo a mi backlog y contrastar con howlongtobeat decidí darle una oportunidad a este Papers, Please y no me arrepiento en absoluto.

En Papers, Please tomamos el control de un trabajador de un puesto fronterizo de un país comunista de principio de los ochenta. Nuestro cometido será comprobar la documentación de aquellos que desean cruzar la frontera y tomar la decisión adecuada: permitir el paso o no. Y algo que a priori parece bastante aburrido me ha tenido bastante enganchado durante las aproximadamente 20 horas que le he dedicado al título.

Nuestra misión es simple al principio, pero conforme pasan los días será necesario hacer más comprobaciones y echar un vistazo a más tipos de documentos. El juego tiene una manera bastante gradual de ir introduciendo cambios en los requisitos de entrada, lo que nos permitirá ir aprendiendo poco a poco. Lo mejor de todo es que dichos cambios parecen funcionar de manera bastante natural y acorde con la historia.

Y es que el juego utiliza la excusa del paso fronterizo para presentarnos una historia en la que nuestras decisiones pueden marcar el destino no solo de algunos de nuestros “clientes” (o de nosotros mismos) sino que también de nuestro país. Nuestras decisiones, que no siempre son sencillas, abren todo un árbol de posibles caminos a seguir y diferentes finales. Y el juego es tan corto y tan entretenido que no nos importará volver al principio una y otra vez para comprobar cuántos finales podemos obtener. Además, conforme empecemos desde el principio nos volveremos más y más eficientes, hasta el punto de que seremos capaces de tramitar pasaportes a la velocidad del rayo tras unas pocas horas.

Papers, Please ha sido una buena sorpresa que para mi tiene una duración justa si decides ir a por los finales más importantes (claramente indicados por los logros de Steam). Muy recomendado.

Blood Bowl 2 – PC

blood_bowl_2Blood Bowl 2 es hasta ahora la más moderna iteración de la serie que simula el que para mi es el mejor juego de tablero de la historia. Y es que aunque el título ya tiene unos años y ya hay rumores de una tercera parte en el horizonte, la comunidad de jugadores es extensa y muy activa. Solo hace falta darse un paseo por Twitch para comprobarlo.

Blood Bowl simula un partido de fútbol americano entre equipos compuestos por jugadores de diferentes razas de fantasía medieval: humanos, elfos, enanos, esqueletos, etc. Se trata de un deporte violento en el que no sólo se recompensa marcar tantos sino que también herir o incluso acabar con la vida de los jugadores rivales. Es un juego con un alto componente estratégico pero también con un gran componente de azar que lo hace frustrante o muy satisfactorio depende de cómo te sonrían los dados ese día.

Blood Bowl 2 simula perfectamente las reglas del juego de tablero y pone a tu disposición una gran variedad de equipos y modos de juego. Además de una campaña que te permitirá ir aprendiendo el reglamento paso a paso (Blood Bowl tiene una pronunciada curva de aprendizaje) yo he disfrutado sobre todo de una modalidad de campaña infinita en donde podemos ir participando en diferentes torneos mientras nuestro equipo gana experiencia, nuevas habilidades y mejoras adicionales.

Es cierto que la inteligencia artificial, incluso en los niveles más altos de dificultad, deja mucho que desear. Sin embargo esto no ha quitado que haya pasado horas y horas probando diferentes estrategias y equipos.

Este es uno de esos casos en los que no puedo ser imparcial. Me encanta Blood Bowl. Seguramente si lo odies si lo pruebas. Pero si decides darle una oportunidad hazmelo saber para que podamos echarnos algún día un partido juntos.

Planescape: Torment – PC

planetscape_torment

Con un motor parecido al de Baldur’s Gate, Planescape: Torment es el CRPG más celebrado no sólo de entre los títulos desarrollados por Black Isle sino que también dentro del mundo de los RPG occidentales. Y lo cierto es que son varios los elementos que hacen destacar Planescape: Torment con respecto a otros juegos similares.

En primer lugar cabe destacar que la acción no trascurre en los tipos escenarios de fantasía poblados por elfos y enanos a los que estamos acostumbrados sino que en el universo de Planescape, donde sus habitantes son capaces de viajar entre planos de existencia a través de portales. Existe todo un lore alrededor de este universo que sin duda es mucho más original que lo acostumbrado, con nuevas razas y tipos de personajes que se pueden incorporar a nuestro equpo, pero que a pesar de todo no ha llegado a cautivarme.

Otro aspecto diferente con respecto a otros CRPGs es el hecho de que Planescape: Torment está más centrado en el diálogo y la historia que en el combate en sí mismo, el cual puede incluso estar no presente durante varias horas seguidas en algunas secciones del juego. El foco tan fuerte en la historia añade sin embargo bastantes limitaciones. Aunque el mundo de juego puede parecer muy abierto al principio, todo se vuelve demasiado lineal y guiado muy pronto. Por otra parte, no hay mucha libertad a la hora de escoger compañeros de viaje. Mientras que en otros títulos de Black Isle hay muchos secundarios entre los que elegir, aquí apenas tendremos variedad.

Pero aunque la historia y el universo del juego están muy cuidados, el apartado jugable deja mucho que desear (cabe destacar que la versión que he jugado no es la enhanced edition, y que por lo tanto algunos de los puntos negativos que comento a continuación puede que ya estén solucionados en dicha versión). La interfaz es poco intuitiva en algunos casos, especialmente en lo que se refiere a usar objetos rápidos y habilidades secundarias de los personajes. Hay algunos bugs que hacen que el juego termine de forma abrupta y se nos mande de nuevo al sistema operativo. Hay también alguna misión secundaria con bugs que no sólo será imposible de completar si se dan ciertas circunstancias sino que también seguirá apareciendo en la sección de misiones secundarias hasta el final de la partida. Y por supuesto, tenemos la ya habitual decisión de diseño en los juegos de Black Isle de llevar la simulación de las reglas del juego de tablero de Advanced Dungeons and Dragonsa su máxima expresión. Como consecuencia de ello, hay mucho elemento aleatorio que hará necesario ir guardando constantemente la partida “por si acaso”.

Estos problemas hacen que disfrutar del juego hoy en día, al menos en la versión original y no la enhanced, sea un poco difícil. Me quedo también con el sabor agridulce de haber obtenido lo que parece un final no óptimo a pesar de haber complatedo todas las misiones secundarias que encontré por el camino (menos una) y a pesar de no haber recibido ninguna indicación del juego de que no estaba haciendo algo que necesitaba hacer para obtener un final más satisfactorio.

Sin duda Planescape: Torment es un producto de su tiempo que sin duda todavía maravilla a aquellos que lo disfrutaron cuando era una novedad pero que es más difícil de digerir por primera vez en 2019.

Final Fantasy III – Nintendo Entertainment System

final_fantasy_3

Final Fantasy 3 supone una evolución muy marcada con respecto a los anteriores títulos de la saga, tanto a nivel de presentación gráfica como a nivel de jugabilidad.

El sistema de experiencia de la segunda parte, en el que sólo mejorábamos nuestros personajes en aquellas habilidades que usaban, ha sido eliminado para volver a un sistema de experiencia global más clásico. Sin embargo, se ha introducido un sistema de profesiones que añade una capa de complejidad y estrategia adicional así como algo más de variedad (ya que el juego require que vayamos cambiando la profesión de nuestros personajes en algunas situaciones para poder seguir avanzando).

La jugabilidad ha mejorado. La interfaz del juego está mucho más pulida. El juego nos informa de una manera muy sencilla de qué tipo de armas tenemos en el inventario, qué personajes pueden usarlas, cuál es la utilidad de la mayoría de los objetos, etc. Todo ello mediante el uso de un solo botón y sin tener que interactuar con complicados menús. El poder grabar la partida en cualquier momento, siempre y cuando no nos encontremos en el interior de un dungen, también ayuda. Y los dungeons tienen un mapeado no demasiado complicado, lo que permite completar el título sin tener la necesidad de dibujar ningún mapa en papel. Algunos de estos dungeons contendrán tuneles secretos, lo cual es también una novedad con respecto a la segunda parte. Pero no hay que temer, pues detectar estos túneles secretos es extremademente sencillo.

La historia no es de lo más original. Nos encontraremos una vez más inmersos en la búsqueda de cuatro cristales con el fin de adquirir el poder necesario para derrotar al mal que ha invadido al mundo. Progresar en la historia es bastante lineal, aunque es cierto que es posible participar en algunas misiones secundarias que no son necesarias para completar la historia principal. Eso sí, deberemos estar preparados para encontrarnos con las combinaciones más locas de escenarios y personajes, como suele ser habitual en los antiguos de JRPG de NES: pueblos de gnomos justo al lado de pueblos de vikingos siendo invadidos por hombres lobo…

Y por supuesto, el último dungeon requerirá de un par de horas mínimo para poder ser completado, todo ello sin la posibilidad de poder grabar la partida durante el mismo. Esto parece ser una tradición en este tipo de JRPGs que espero que haya mejorado en títulos más modernos.

Por último, si algo he aprendido de la experiencia de jugar Final Fantasy 3 es a informarme mejor antes jugar a un juego que nunca salió de Japón sobre cuál es el parche de traducción recomendado. En mi caso, y tras escoger un parche de traducción que parecía tener buena pinta, empecé a jugar solo para darme cuenta casi al final de la historia de la existencia de un bug que bloqueaba el juego cuando algunos enemigos utilizaban un poder mágico determinado. Afortunadamente, y tras leer en foros, encontré el parche de traducción que debería haber utilizado desde el principio y que me permitió continuar la partida sin tener que comenzar de cero. Tuve mucha suerte.

Unepic – PC

unepic

Unepic es un juego de exploración y aventura con un alto componente de RPG y un marcado sentido del humor (que puede ser un poco cutre en algunas ocasiones). Encarnamos a un friki normal y corriente que decide ir al baño durante una partida a un juego de rol de mesa con sus amigos tan solo para verse atrapado en un misterioso castillo lleno de peligros. Conforme eliminemos ciertos jefes finales iremos abriendo otras áreas del mapeado donde deberemos enfrentarnos a enemigos más poderosos mientras conseguimos equipamiento y hechizos más caros.

Pero no hay que dejarse engañar. Unepic no es un metroidvania. El desarrollo es bastante lineal y serán muy pocas las ocasiones en las que tendremos que volver sobre nuestros pasos. Es más un título de exploración, lo cual se hace patente en una de sus mecánicas principales, consistente en ir descubriendo e iluminando las antorchas del castillo.

La iluminación de las antorchas hace que sea muy fácil dejar de jugar y retomar el juego en cualquier momento, lo que hace este título ideal para partidas cortas. El poder hacer anotaciones en el mapa también ayuda. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que el segmento final del juego requerirá sesiones más largas, pues es necesario repetir todo un determinado proceso tras tragarse un diálogo bastante largo cada vez que queramos intentarlo. Eso sin duda le resta puntos a la experiencia, junto a aquellos pocos casos en los que se produce un salto bastante pronunciado en la dificultad, lo que puede producir un poco de frustración. Al menos el juego no te castiga demasiado cuando te matan.

Lo he disfrutado bastante, pero la parte final se me ha hecho muy cuesta arriba, y no creo que le de otra oportunidad en el futuro a pesar de todas las posibilidades de rejugabilidad, como por ejemplo los diferentes finales.

Shadow of the Colossus – PlayStation 2

shadow_of_the_colossusShadow of the Colossus es uno de esos clásicos que nunca había tenido la oportunidad de probar. Ahora que acababa de terminar un título de tan larga duración como Borderlands 2 me apetecía algo más corto, así que aprovechando unas minivacaciones me he puesto a ello.

En Shadow of the Colossus nos vemos inmersos en una misión para matar 16 gigantescas criaturas bajo las órdenes de una misteriosa entidad que nos ha prometido compensarnos con la resurrección de una mujer cuya relación con el protagonista no es del todo clara.

La jugabilidad se divide en dos partes: una primera parte de exploración en la que, guiados por nuestra espada, deberemos encontrar la localización del siguiente coloso a eliminar y las propias batallas con los colosos.

La parte de exploración se limita tan solo a recorrer el mapeado con nuestro caballo mientras seguimos el haz de luz de nuestra espada. No hay enemigos con los que combatir ni otros personajes con los que interactuar. Es simplemente exploración por el placer de la exploración, descubrir nuevas localizaciones (todas ellas exquisitamente diseñadas) y dejarse llevar por un gran sentimiento de soledad que le da mucha personalidad al título.

El verdadero reto se encuentra, por suspuesto, en los segmentos en los que combatimos con los colosos, donde no solo se requerirá habilidad a los mandos, sino que también estrujarnos el cerebro para conseguir determinar cuál es la estrategia que deberemos seguir. Todo esto en lo que me ha parecido una buena mezcla entre habilidad y rompecabezas, solamente empañecido algunas veces por combates demasiado largos o algunas partes un poco frustrantes.

El juego es, por supuesto, técnicamente brillante a nivel gráfico, incluyendo las animaciones de los colosos. Los controles pueden parecer un poco ortopédicos, sobre todo al principio, y pueden jugarte alguna pasada de vez en cuando. La música es también espectacular, pero no hay muchas melodías, y acabaremos escuchando algunas de ellas una y otra vez por una periodo prolongado de tiempo.

Del título me quedo con la gran sensación de triunfo que sientes cada vez que derrotas a un nuevo coloso. Se ha tratado sin duda de una buena experiencia la de esta original propuesta, que en mi opinión tiene la duración justa.

 

Borderlands 2 – PC

borderlands_2Borderlands me encantó. La combinación de FPS y RPG en mundo abierto, junto con su sentido del humor, era la combinación perfecta para mi. Así que era bastante obvio que empecé a jugar su secuela con bastante expectativas. Y sin embargo, cuatro meses después estaba deseando poder terminar el título de una vez para poder pasar a otras cosas…

Y es que Borderlands 2 tiene dos características que, combinadas, hacen que la experiencia no haya sido del todo satisfactoria: por una parte una cantidad de contenido significativamente mayor, pero por otra parte poca sensación de variedad y novedad. Borderlands 2 tiene muchísimo más contenido que su primera parte. Esto no sería un problema si no fuera porque este nuevo contenido no aporta nada nuevo, excepto algunas opciones de personalización y un nuevo sistema económico basado en uridium que tampoco te da tantas posibilidades.

Y es que el título es bastante continuista en cuanto a personajes y mecánicas, y cuando llevas muchas horas dándole, te das cuenta que en realidad estás haciendo el mismo tipo de misiones y enfrentándote a los mismos enemigos una y otra vez. De hecho, debido al mayor número de horas que necesitarás si eres un completista, se hará bastante obvio que no hay mucha variedad de adversarios.

Aparte de todo esto podría destacar otros problemas menores. Por ejemplo, si eres obsesivo compulsivo con respecto a terminar todas las misiones secundarias, este juego no es para ti: existen misiones secundarias que no se pueden completar si no usas un objeto muy concreto que si pierdes o vendes no podrás recuperar y otras misiones secundarias que se repiten infinitamente, así como misiones secundarias que sólo se pueden superar si juegos en multijugador. Otro problema es que las expansiones son jugables desde el principio, y si decides jugarlas (porque el juego en realidad no te advierte que lo que vas a empezar es una expansión) se te arruinará la historia con spoilers, además de que te harás tan poderoso que completar la misión principal se te hará un paseo.

A Borderlands le di dos vueltas con dos niveles de dificultad. Borderlands 2 me ha dejado exhausto y un poco frustrado tras la primera vuelta, así que es el momento de tachar este juego de mi lista y decidir qué voy a jugar a continuación.

ICO – PlayStation 2

icoEn este título tomamos el papel de un niño que ha sido abandonado a su suerte en un enorme castillo por los habitantes de su pueblo como sacrificio sin que se sepa muy bien por qué (el hecho de que el protagonista luzca una más que evidente cornamenta puede que tenga algo que ver). Tras un golpe de suerte, nuestro héroe podrá librarse de sus ataduras para poder encontrar una salida de la fortaleza, no sin antes encontrarse con la otra protagonista de la historia, una chica que que habla en un lenguaje extraño y que es perseguida por unas extrañas sombras.

Tras esta premisa nos encontramos con un plataformas 3D basado en la resolución de rompecabezas intercalado con algunos segmentos de acción que, aunque sencillos, suponen un buen cambio de ritmo. Dichos rompecabezas se basan principalmente en buscar formas de interaccionar y navegar por el entorno.  El aspecto más innovador es el hecho de que necesitamos guiar a nuestra compañera y asegurarnos de que escapa sana y salva con nosotros. Y es precisamente en la interacción entre los dos protagonistas del juego donde se encuentra el punto fuerte.

ICO es muy buen juego, tanto a nivel técnico (con una calidad gráfica sobresaliente y una minimalista pero adecuada banda sonora – el único aspecto reprochable es el sistema de cámara que no siempre funciona al 100%) como a nivel jugable. El juego nos va presentando obstáculos de manera incremental, de manera que podamos ir aprendiendo las mecánicas sin necesidad de un tutorial. Y esconde una sorpresa si decidimos terminarlo una segunda vez. Algo que no costará demasiado, pues se trata de un título no demasiado largo, y la segunda vuelta será un paseo ya que nos conoceremos el castillo al dedillo.

ICO se ha colado en mi top de juegos favoritos, sin lugar a duda. Totalmente recomendable.

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty – PlayStation 2

mgs2Gracias a mi nuevo portátil puedo por fin ponerme al día en cuanto a títulos un poco más actuales de lo que suelo jugar. Con la posibilidad de emular PlayStation 2, un nuevo mundo de posibilidades se abre ante mi. Y aunque Metal Gear Solid no es precisamente uno de los juegos que más me entusiasmó, sí que decidí darle una oportunidad a su secuela en el camino que me llevará algún día a jugar Metal Gear 3, que es considerado una obra maestra. Por cierto, y hablando de emulación, una muy buena experiencia, a pesar de un error gráfico cuando se usan las gafas térmicas que me obligó a activar el renderizado por software en una parte muy avanzada del título.

En cuanto al juego en sí mismo, lo he disfrutado más que la primera parte. Quizá porque decidí jugarlo en el nivel de dificultad normal, en lugar de difícil. Tener el radar disponible hace sin duda el proceso más disfrutable. Pero una vez superado el nivel normal de dificultad no me sentí con ganas de probar con dificultades más altas. En este título me llenaba más la historia que el aspecto jugable. Sigo sin tener mucha paciencia con juegos de infiltración.

Y si estás jugando a Metal Gear Solid 2 por la historia, no te vas a sentir defraudado. Con cinemáticas de a veces más de media hora de duración intercaladas con pequeñas píldoras jugables, vas a recibir historia a caudales. Y si te quedas atascado no te preocupes, una o varias llamadas por el sistema intercom y recibirás todas las pistas que necesites.

Sin duda el aspecto más decepcionante fue lo que parece ser un menor número de enfrentamiento con jefes con respecto a la primera parte. Es sin duda una de mis partes favoritas, y siento que no se puso tanto esfuerzo en este apartado.

LEGO Harry Potter: Years 5-7 – PC

harry_potter_years_5_7Parece mentira que haya pasado tanto tiempo desde que jugara a la primera parte de esta serie de dos juegos de LEGO dedicada al universo de Harry Potter, pero no he podido completar la segunda hasta que he comprado un nuevo portátil. Si la primera entrega se movía de maravilla en mi viejo ordenador, la segunda iba a trompicones. De hecho, a veces esta segunda parace tener alguna caída de frames incluso en mi nueva maquina. Me parece sorprendente, porque no veo tantas diferencias técnicas.

Centrándonos en el juego en sí mismo, no vamos a encontrar nada que nos sorprendar si ya hemos jugado a otros juegos de LEGO y especialmente al primero dedicado a Harry Potter. Incluso el castillo de Howarts, que actúa a modo de hub central que conecta diferentes fases entre sí, ha sido completamente reutilizado. La banda sonora es prácticamente la misma, lo cual quiere decir que nos cansaremos de escuchar las mismas pocas piezas una y otra vez. No se introducen muchos hechizos nuevos, y en general, no veo mucha novedad en lo jugable. Esto, entre otras cosas, hace que parezca el título de LEGO más flojo que he terminado hasta la fecha.

Al menos el motor es más maduro y en esta ocasión no he encontrado ningún bug.

Entiendo que hay mucha historia que contar, pero los dos Harry Potter de LEGO me han parecido de una duración excesiva para lo que realmente se podía ofrecer en lo jugable. Creo que estoy un poco saturado y va a pasar basante tiempo hasta que vuelva a explorar el mundo de los ladrillos de juguete en el mundo de los videojuegos.