Final Lap Twin – Turbografx

f1_lap_twin

Al igual que World Court Tennis (para la misma consola) Final Lap Twin se trata de un JRPG sencillo y corto con temática deportiva. En este caso sustituimos los partidos de tenis por carreras de coches al más puro estilo 8 bits. Esto significa que cada vez que tenemos un encuentro aleatorio tendremos que hacer una carrera corta, que al enfrentarnos a los jefes tendremos que hacer carreras un poco más largas, y que comprar equipamiento se traduce básicamente en adquirir mejoras para nuestro coche en lugar de armas y armadura. Y la verdad es que funciona bastante bien. De hecho me ha gustado más que World Court Tennis.

El mapeado sigue siendo pequeño y el desarrollo de la exploración es muy lineal, pero las carreras de coches no cortan tanto el ritmo como los partidos de tenis. Además, parece haber un mejor sentido de progresión que en World Court Tenis. Por ejemplo, al vencer a los jefes recibiremos objectos con poderes especiales que tendrán un efecto importante en el juego. Otro ejemplo es el hecho de que en el caso de World Court Tenis ganar los partidos era coser y cantar una vez superábamos al primer jefe, mientras que en Final Lap Twin necesitaremos ir progresivamente grindeando y mejorando nuestro coche, proportionando una experiencia más cercana a un JRPG de corte clásico.

Un experimento curioso que deberías probar si te gustan los JRPG de 8 bits.

Anuncios

Castlevania: Aria of Sorrow – Game Boy Advance

castlevania_aria_of_sorrowAria of Sorrow recuerda en todo momento a Symphony of the Night, y es en cierta forma como si se tratara de una versión portátil del clásico de PlayStation. No sólo el planteamiento es el mismo (plataformas con exploración y necesidad de volver sobre nuestros pasos, componentes RPG) sino que además el personaje principal parece enormemente basado en Alucard tanto por el tipo de armas que manejaremos como por el control.  Evidentemente el cartucho de Advance no llega al nivel técnico o de contenido del título de PlayStation (en apenas 16 horas podremos completar el juego al 100%), pero aun así parece aprovechar bastante bien las capacidades de la máquina. El apartado técnico más flojo es el sonoro, pues si bien las melodías tienen buena calidad, son muy cortas y pueden llegar a ser bastante repetitivas.

Si de algo me quejé en su momento de Symphony of the Night era de la aparente imposibilidad de explorar todo el contenido del juego sin necesidad de consultar una guía. Aria of Sorrow no adolece de este problema. He sido capaz de completar el título al 100%, incluyendo explorar todo el mapa y recolectar todos los enemigos del juego, sin sentirme perdido o atascado en ningún momento. El juego proporciona pistas, bastante sutiles a veces, pero aun así claramente interpretables, que te permitirán poder llegar al mejor final de todos. Quizá el problema es que no comprendí bien Symphony of the Night en su momento y no fui capaz de entender sus sutilezas para seguir progresando. Pero tras completar Aria of Sorrow me veo con fuerzas de volver a intentarlo de nuevo.

El único problema que puedo nombrar es que el juego se me quedó congelado en varias ocasiones de forma bastante aleatoria, aunque para ser justos, no podría decir si esto es un problema que se puede encontrar también en el cartucho original o es un simple problema de emulación.

Totalmente recomendado, y siendo que la trama de los diferentes títulos de la serie no está tan estrechamente relacionada, no vería ningún problema en sugerir Aria of Sorrow como título introductorio a la saga a cualquiera que no haya jugado un Castlevania en su vida.

World Court Tennis – Turbografx

world_court_tennisWorld Court Tennis presenta una propuesta original y entretenida, que no requerirá de muchas horas para completar en su totalidad. Se trata de un juego de tenis de corte clásico, muy al corte del Tennis de la Game Boy, pero envuelto en una capa de JRPG. La mecánica es sencilla: en nuestra aventura por encontrar y derrotar al rey del tenis los encuentros aleatorios, así como las peleas con los jefes finales, se traducen en frenéticos y cortos partidos de tenis. Al ganar encuentros obtendremos dinero que podremos intercambiar por mejoras en nuestro equipamiento, que nos harán haciendo cada vez más competitivos.

El tamaño del mapa es muy pequeño y no hay mucho contenido. El desarrollo es bastante lineal. Y sin embargo, me ha gustado bastante. Eso sí, la curva de aprendizaje es un poco brusca, pero si somos capaces de tener paciencia, ir mejorando nuestra equipación, y no rendirnos mientras intentamos derrotar al primer jefe final, el resto del trayecto se hará más llevadero.

Baldur’s Gate II + Throne of Bhaal – PC

baldurs_gate_2Baldur’s Gate II y su expansión continúan la historia donde lo dejó el primer título, ya sea importando nuestro personaje o comenzando con uno nuevo si así lo deseamos. Es imposible contar nada acerca del argumento de esta segunda parte sin desvelar ningún secreto del final del anterior, así que poco puedo comentar en este sentido, aunque sí puedo decir que la historia es sólida e interesante, excepto quizá en el último tramo del título base, antes de comenzar con la expansión. La percepción de estar viajando por un mundo vasto y lleno de vida es creada en parte por la gran cantidad de misiones secundarias que, eso sí, no es necesario completar para llegar al final de la historia. Y la buena noticia, si somos completistas, es que en esta ocasión no es necesario tirar de lápiz y papel, porque el diario del juego nos permite tomar nuestras notas mientras jugamos.

Se nota que los autores han hecho un gran esfuerzo no solo en dar cierto lavado de cara en el aspecto técnico (sobre todo en cuanto al aspecto de ciertos hechizos) sino que también para eliminar algunos de los pequeños detalles del primer Baldur’s Gate que eran frustrantes, como por ejemplo ciertos aspectos de la gestión del inventario. Sin embargo, y no sé si esto se habrá arreglado en la versión remasterizada, nuevos pequeños detalles frustrantes han sido introducidos (odio el level drain) y aunque se ha intentado conseguir más sensación de juego que de simulación, el aspecto de la simulación de las reglas de Advanced Dungeons & Dragons sigue teniendo bastante peso y se nota. Una de las consecuencias de esto es, una vez más, lo extremadamente aleatorio que pueden llegar a ser los combates, lo cual no hace más que incrementar el nivel de frustración.

Baldur’s Gate II es muy largo y muy frustrante. Se me ha hecho demasiado largo. Lo frustrante (¿cuántas veces he repetido esta palabra ya?) de los combates, el alto nivel de micromanaging necesario para manejar nuestro grupo de aventureros (de nivel mucho más elevado que en Baldurs Gate 1, y por lo tanto, con muchos más hechizos y habilidades), y algunos bugs en misiones secundarias han hecho que las últimas horas me las haya pasado deseando terminar el juego para pasar al siguiente. La gente recuerda Baldur’s Gate II como uno de los mejores RPG occidentales, pero creo que no ha envejecido bien. Es le momento de pasar a otras cosas…

Grand Theft Auto III – PC

grand_theft_auto_3

Tras el desencanto de las dos primeras partes de la saga, que requieren sesiones maratonianas de juego para ser disfrutadas y completadas (algo para lo que no tengo tiempo), la verdad es que mi aproximación a esta tercera parte, la primera en 3D, estaba marcada por el escepticismo. Y el comienzo de mi aventura no podía ser menos halagüeño. Los controles del juego no están ni mucho menos adaptados a los tiempos modernos. Utilizar el mando para realizar algunas acciones es cuanto menos una tarea titánica que requiere nervios de acero y más de diez dedos, así que ayuda bastante tener el ratón a mano para algunas ocasiones, como por ejemplo utilizar rifles de francotirador.

Sin embargo, una vez conseguido superar el escollo de los controles sí que he de admitir que me he encontrado con un videojuego bastante adictivo, que siempre invita a intentar la misión en la que estás atascado una y otra vez hasta poder completarla. Cada nuevo intento llegas un poco más lejos, aunque a veces hay algunos factores aleatorios que pueden ser un poco frustrantes, y en general la dificultad es bastante ajustada. Con práctica se puede conseguir superar cualquier obstáculo, aunque las últimas misiones son bastante exigentes.

Además de ir completando misiones es posible ir explorando la ciudad para encontrar secretos y completar misiones secundarias. La sensación de ir acostumbrándote a las calles de la ciudad es bastante satisfactoria, y nuevas secciones se van haciendo disponibles conforme vamos avanzando en el juego, con lo que podemos ir progresivamente familiarizándonos con los diferentes barrios de Liberty City.

Mención aparte para el apartado sonoro del juego y el sentido del humor. Las emisoras de radio son un detalle muy divertido, aunque tras horas y horas de jugar la música puede llegar a hacerse bastante repetitiva.

Además del tema de los controles, el único aspecto negativo que podría destacar es que completar el juego al 100% parece misión imposible sin necesidad de una guía: misiones que deben realizarse en un determinado orden para poder disfrutar de todo el contenido, misiones ocultas, y el número inmenso de secretos a descubrir sin ninguna pista que nos permita hacer la tarea más sencilla sin necesidad de dedicar horas y horas tuvieron como consecuencia que me sintiera satisfecho tras ver los créditos finales y por lo tanto que no sintiera la necesidad de invertir más tiempo en el título.

Super Mario World – Super Nintendo

super_mario_worldSuper Mario World es para muchos el título favorito de la saga Mario, al menos en cuanto a estilo plataformas 2D. Tiene todo el sentido. Si bien Super Mario Bros. 3 es un juego muy completo y variado, con muchos secretos que descubrir, Super Mario World supuso un inicio estupendo para la 16 bits de Nintendo. Y además, es posible salvar la partida…

Pero salvar la partida no es la única ventaja sobre los títulos anteriores. La variedad de movimientos y habilidades de Mario ha aumentado notablemente, así como el número de secretos y posibilidades de interaccionar con los enemigos y el escenario. A nivel técnico también supone un salto muy importante, aunque se nota claramente que es uno de los primeros lanzamientos del catálogo de la Super Nintendo.

Entre los defectos destacaría que se queda un poco corto en cuanto a contenido, incluso si intentamos descubrir todos los secretos ocultos, y que la batalla final con Bowser es más asequible de lo que cabría esperar. Pero esto no es más que un intento de buscar defectos en un juego que carece mayormente de ellos. Muy disfrutable aún hoy en día, supone otro paso en mi objetivo de completar todos los juegos de Mario habidos y por haber.

Super Metroid – Super Nintendo

super_metroidJugar la saga Metroid en orden de lanzamiento me está permitiendo poder disfrutar de cada título sin ningún tipo de bagaje. Así, enfrentarse a cada nuevo Metroid está siendo muy agradable, ya que vuelvo a tener la oportunidad de disfrutar de una jugabilidad que me encanta pero con algún nuevo añadido. En el caso de Super Metroid este nuevo añadido es la función de automapeado. Supongo que si hubiera querido pasarme el Metroid de NES después de haber terminado Super Metroid se me habría hecho mucho más cuesta arriba.

Por supuesto las mejoras técnicas también ayudan a incrementar esa sensación de disfrute: mejores gráficos, mejores músicas y efectos, y la posibilidad de añadir pequeñas secuencias cinemáticas in-game hacen que todo sea más redondo. El mayor número de botones del mando de la Super Nintendo también ayuda, y tener la posibilidad de apuntar en diagonal hacia arriba y hacia abajo hace las cosas más sencillas.

Sin embargo, no todo es positivo. Algunos aspectos del control, como el super salto tras una carrera o saltar de pared en pared, son muy frustrantes por lo difícil que es llevar a cabo dichos movimientos con éxito. Incluso el salto continuado en las últimas horas de juego se me atragantaba a veces.

Otro aspecto no demasiado positivo es la dificultad. Super Metroid es mucho más sencillo que sus predecesores. El automapeado ayuda muchísimo, y creo que los autores del juego no fueron capaces de ajustar la dificultad de manera acorde. No será muy difícil llegar al final. Siempre se puede, por supuesto, volver a rejugar para intentar conseguir superar el juego en menos tiempo con tal de conseguir el mejor final posible (sin duda algo muy característico de la saga), pero habiendo tantos juegos a los que no he jugado esperando para que les eche el diente no es algo que me haya hecho plantearme dedicarle más horas.

Sin embargo, las virtudes sin duda superan a los defectos y he de estar de acuerdo con todos aquellos que afirman que Super Metroid se trata de uno de los mejores juegos jamás creados.

Super Mario Bros. 3 – Nintendo Entertainment System

smb3Y con este ya puedo decir que he completado todos los Super Mario Bros. de la NES. Es una espina que tenía clavada. Realmente quería ponerme con este juego, pero el hecho de que no se pueda grabar la partida ni haya contraseñas, unido a su longitud y a la dificultad de los últimos niveles, hacía imposible que pudiera dedicarme en serio a completarlo. Así que en cuanto he tenido un día de vacaciones entero para mi, sin ningún otro compromiso, me he decidido sentarme y no levantarme de la silla hasta terminarlo.

¿Qué puedo decir de Super Mario Bros. 3 que no se haya dicho ya? Sin duda la fama del juego es muy bien merecida: gran cantidad y variedad de niveles, buena factura técnica (aunque las músicas pueden ser un poco repetitivas, sobre todo las de los mapas), interesantes enemigos y muchísimos secretos por descubrir. En serio, lo único malo que puedo pensar es que el no poder grabar la partida no me ha permitido pasar tiempo explorando el mundo tanto como me hubiera gustado.

Y la dificultad puede llegar a ser endiablada, sobre todo a partir del mundo 7, pero no es nada que no se pueda superar con práctica. A fin de cuentas, podemos continuar todas las veces que queramos. Es un buen desafío, sobre todo si lo comparamos con las últimas entregas 2D de la saga.

Siguiente objetivo: Super Mario World de Super Nintendo. Afortunadamente sí que es posible grabar en este caso 🙂

EarthBound Beginnings – Nintendo Entertainment System

Siempre había leído/escuchado que EarthBound (o Mother, como se le conoció en Japón) es una de las mejores sagas de JRPG de Nintendo. Sin duda el título más laureado de la trilogía es el de Super Nintendo, pero al que yo he jugado es al de NES, y la verdad es que no está nada mal, puesto en contexto.

motherEarthBound Beginnings nos cuenta la historia de un niño con poderes psíquicos que se embarca en una serie de aventuras para ayudar a su comunidad que desembocan en una trama de implicaciones mundiales. La historia es interesante, y se agradece que el tema no sea el típico de fantasía o de ciencia ficción. Sin embargo, un problema que he visto en este apartado es que al principio del juego no existe mucha motivación para hacer lo que el personaje está haciendo. Conforme la trama avanza sí que hay objetivos claros, pero en este sentido el título cojea, sobre todo al principio como ya he comentado.

Mother no destaca en el apartado técnico si lo comparamos con otros JRPGs de la misma época, pero esto se suple con la originalidad y variedad de los enemigos,  las melodías, y con el hecho de que en ningún momento se abusa de la necesidad de grinding para poder avanzar.

Y ya que hablo de avanzar, es importante destacar que Mother no es un juego excesivamente complicado, sobre todo si se tiene experiencia en JRPGs de la época de los 8 bits. El mapeado del mundo es bastante lineal, las mazmorras no tienen diseños intrincados, y además podemos visualizar un mapa del mundo que nos facilita bastante la tarea.

No recomendaría este juego a alguien que nunca hubiera jugado un JRPG, sobre todo un JRPG de la vieja escuela (los dejes típicos del género están muy presentes) pero sin duda es un título de calidad que sin duda puede ser disfrutado por alguien que se haya enfrentado a títulos similares.

Final Fantasy II – Nintendo Entertainment System

descarga

Me ha costado bastante poder jugar a la segunda parte de la saga Final Fantasy en su versión original y en un lenguaje que no fuera el japonés. Muchas de las ROM traducidas al inglés no funcionaban bien. Finalmente pude hacerlo. Sé que existen remakes para plataformas más modernas, pero quería jugar al juego tal como fue concebido.

Todavía no entiendo por qué la saga Final Fantasy despierta tantas pasiones, pero lo que si que es verdad es que este título me ha sorprendido por diversos motivos. En primer lugar, la historia es más elaborada que la de muchos JRPGs de su misma época, con bastantes giros y personajes que se unirán a nuestro grupo y lo abandonarán en un momento dado. En esto se diferencia de otros juegos de rol en los que el objetivo desde el principio al final de la partida es recoger un determinado número de objetos (los orbes de Final Fantasy 1) o simplemente matar a un enemigo.

Por otra parte, el sistema de experiencia es bastante innovador. En lugar de tener un contador de puntos de experiencia global para cada personaje, ésta se adquiere de manera individual para cada una de las habilidades (armas, hechizos, características de personajes, etc.) conforme las vayamos utilizando. Esto hace el juego más estratégico, con más decisiones que tomar.

Sin embargo, también hay aspectos que no me han gustado demasiado. Por ejemplo, ciertas armas no se pueden utilizar dependiendo de la posición que ocupe el personaje durante el combate (vanguardia o retaguardia). No he visto ninguna opción para cambiar la posición de un personaje, por lo que cuando alguno moría y pasaba a la retaguardia, ya no podía utilizar alguna de sus armas a menos que me dedicara a matar y resucitar a miembros de mi propio equipo para volver a tener cada personaje en su posición correspondiente.

Un problema en mi opinión del sistema de experiencia es que una vez que dejas de entrenar en algo es bastante probable que nunca más lo vuelvas a utilizar en la partida. Esto me paso por ejemplo con la inmensa mayoría de los conjuros, cuyo uso ya no tenía ningún sentido en las últimas etapas de la aventura.

En el apartado técnico no hay muchas diferencias con la primera parte. Quizá el mapa de juego es pequeño, y el número de posibles enemigos no muy elevado, pero creo que esto se suple con el tamaño de algunas mazmorras. Sobre todo la última mazmorra, que es demasiado larga para mi gusto. Incluso después de haber hecho un mapa y saber que dirección tenía que seguir en cada momento, tardé más de una hora en llegar desde la entrada hasta el enemigo final.

Interesante y bastante original en varios aspectos, pero una vez más, jugablemente desfasado y sólo para aficionados al género.